IMG_1411

Comunicado Oficial IV Semana de la cocina italiana

Llega a Caracas la IV edición
de la Semana de la Cocina Italiana en el Mundo
Este año el evento estará enfocado en la importancia de la educación alimentaria y en los beneficios de la dieta mediterránea. La gastronomía italiana brillará con la presencia del chef italiano Gioacchino Sensale, invitado especial de la Embajada de Italia y que participará en numerosos eventos.

Cultura del sabor

Cultura del sabor

¿Qué es la “Educación alimentaria:
cultura del sabor”
?

Es el tema de la cuarta semana de la cocina italiana en el mundo, que se celebrará del 18 al 24 de noviembre de 2019. La iniciativa se dedica a promover la cocina italiana de calidad y nuestros productos alimenticios en el extranjero y cada vez más se afirma como un evento de gran importancia.

Durante la semana, la red diplomática consular y los institutos culturales italianos se comprometieron a ofrecer una gran cantidad de eventos en todo el mundo: seminarios y conferencias, reuniones con chefs y clases de cocina, degustaciones y cenas, que acompañan las actividades promocionales y comerciales.

La cocina italiana también se cuenta a través de su proyección en el arte, con películas, conciertos y exposiciones fotográficas. Y no faltan momentos en profundidad sobre temas de gran interés actual, 

Como la relación entre la alimentación y la sostenibilidad ambiental, la cultura de la alimentación saludable, la seguridad alimentaria, el derecho a la alimentación, la educación alimentaria, las identidades territoriales y la biodiversidad, siguiendo el legado de Expo Milano 2015.

La dieta mediterránea como un estilo de vida

La dieta mediterránea como un estilo de vida

lvai

La dieta mediterránea como un estilo de vida saludable y un modelo de dieta equilibrada para todos. Productos de denominación protegida y controlada, y el contraste con el fenómeno de sonido italiano. Vinos italianos y sus territorios: la inclusión de las “Colinas de Prosecco di Conegliano y Valdobbiadene” en la lista de sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Comida regional, vino, itinerarios turísticos y redescubrimiento de pueblos italianos y sus productos culinarios típicos.

La internacionalización de la oferta de formación italiana en el sector de la cocina y la hostelería.

Los viñedos tradicionales de Soave son un sistema agroeconómico que proporciona ingresos a más de 3.000 familias durante 200 años. Este sistema ha mantenido las formas tradicionales de entrenar las vides y ha logrado distribuir un ingreso y seguridad a los diversos actores involucrados en la cadena de producción, como los productores de uvas, de vino y embotelladores, incluso durante los períodos más difíciles. A pesar de que se caracteriza por pequeñas o micro propiedades, ha logrado mantenerse competitivo gracias a la cooperación y la innovación. La uva cultivada en el sistema se utiliza para producir uno de los vinos italianos más famosos.   

En el área, una variedad de festivales y eventos agrícolas se han transmitido de generación en generación como actividades culturales importantes que apoyan la agricultura. Estos no solo incluyen festivales de uva y vino, sino también carnavales. Entre ellos, el Festival de la Uva, que se celebra todos los años el tercer fin de semana de septiembre, es la celebración más prestigiosa de Soave. Comenzó en 1929, y fue el primero de este tipo en Italia. Hoy, hay una competencia anual para decidir quién produjo las mejores uvas y una asociación local cuelga las uvas bajo la puerta medieval para hacer un vino dulce en particular.

Grupo de Amigos de Dietas Saludables y Sostenibles

Grupo de Amigos de Dietas Saludables y Sostenibles

Con el fin de promover y proteger las dietas tradicionales, como la mediterránea, Italia fundó un “Grupo de Amigos de Dietas Saludables y Sostenibles” en las Naciones Unidas. 

La Globalización en el campo alimentario ha abierto infinitas posibilidades para el consumidor. Un aspecto positivo, que sin embargo oculta el riesgo de estandarizar los hábitos alimentarios y de ver desaparecer las dietas tradicionales y locales en todas partes del mundo, que desde siempre han sido una fuente de salud y bienestar, parte del tejido social y cultural de muchos países.

A pesar de la gran diversidad, casi todas las dietas tradicionales se centran en una base de frutas, verduras, cereales y legumbres. La carne, el pescado y los productor lácteos tradicionales constituyen los platos principales, mientras que las grasas comestibles como el aceite de oliva se utilizan como condimento para sazonar. Los pasteles y chocolate se consumen en fiestas o en ocasiones especiales.

El objetivo del Grupo de Amigos de Dietas Saludables y Sostenibles es lograr esto mediante la promoción de la diversidad alimentaria, la importancia de una alimentación equilibrada, saludable y sostenible, teniendo en cuenta los alimentos como parte del patrimonio cultural.

Nutrición Positiva

Nutrición Positiva

Es una cultura alimentaria basada en la educación no en la prohibición. Es por eso que es importante educar a los consumidores haciéndolos conscientes de lo que están comiendo y, por lo tanto, es esencial tener una etiqueta que informe correctamente al consumidor, educándolos, sin condicionarlos con formas gráficas adicionales que desalienten el consumo de ciertos alimentos.

Este debe ser el propósito del etiquetado nutricional que debe facilitar de inmediato la comprensión del contenido de un producto.

El enfoque italiano está en línea con la indicación de la Declaración política aprobada en la ONU en la Reunión de alto nivel sobre enfermedades no transmisibles de 2018, cuyo artículo 34 se centra en el individuo y su derecho a tomar decisiones informadas («empoderar el individuo para tomar decisiones informadas «).

Los ciudadanos deben ser cada vez más conscientes del hecho de que una nutrición adecuada es la primera forma de prevenir enfermedades, es necesario llevar a cabo grandes campañas de información a través de los medios y programas de educación nutricional desde la edad escolar. También es muy importante fortalecer la educación física en las escuelas y fomentar también en la edad adulta, porque la inactividad es una de las principales causas de obesidad.

Educación Alimentaria

Educación Alimentaria

Durante el último medio siglo, los hábitos alimenticios y los estilos de vida han cambiado drásticamente en los últimos 50 años, especialmente en el mundo desarrollado.

El alto nivel de automatización ha reducido en gran medida la actividad física y las personas cada vez más eligen consumir comidas rápidas. Al mismo tiempo, las patologías en parte relacionadas con el estilo de vida y la nutrición, como la obesidad, la diabetes y los trastornos cardiovasculares han aumentado.

Las medidas restrictivas, adoptadas para contrarrestarlas, a menudo no han producido resultados positivos. Y por el contrario. el modelo mediterráneo muestra mejoras. El problema es complejo, pero una propuesta efectiva sería introducir programas de educación alimentaria en las escuelas y fomentando la actividad física.

El modelo mediterráneo demuestra que una dieta saludable, sin renunciar al placer de una pizza, un postre o una papa frita, o de cualquier otro tipo de comida y la colaboración del sector público y privado en la educación alimentaria contribuyen a mejorar la calidad de vida.

terrace-family-style_web

La Dieta Mediterránea

La Dieta Mediterránea

Italia ocupa el segundo lugar en el índice general de salud mundial y el tercero en la OCDE en términos de esperanza de vida y niveles más bajos de obesidad. 

La dieta Meditaerránea es un ejemplo emblemático de que una dieta saludable y sostenible que ha sido identificado por la UNESCO como parte del Patrimonio Cultural Inmaterial desde 2010. 

Mucho más que una lista de alimentos, es capaz de promover la interacción social. Comer juntos es la base de la identidad cultural de las comunidades mediterráneas y juega un papel vital en espacios culturales y celebraciones, donde se mezclan todas las edades y clases sociales. La dieta mediterránea se considera la más saludable.

Las pautas de dieta saludable de la dieta mediterránea no excluyen ningún alimento, sino que indica las cantidades recomendadas, para una dieta variada y sabrosa, pero que también sea equilibrada.


Esto es también gracias a la cultura alimentaria que se ha transmitido de generación en generación.

cefalu-3529505

Italia y la FAO buscan concienciar sobre los beneficios de la dieta mediterránea

Italia y la FAO buscan concienciar sobre los beneficios de la dieta mediterránea

Preservar los hábitos y tradiciones alimentarias locales es crucial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Que toda la población tenga acceso a dietas saludables, como la mediterránea, es fundamental para alcanzar la Agenda 2030, por lo que es preciso proteger y promover estas dietas. Ese ha sido el mensaje principal de un evento organizado el 18 de septiembre de 2019, por el Gobierno de Italia con apoyo de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), que ha querido profundizar en el conocimiento de la dieta mediterránea y aumentar la concienciación sobre cómo puede ayudar a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El evento -el primero en una serie de actos relacionados con la dieta mediterránea-, se ha centrado en los orígenes, la historia, las tradiciones y los paisajes que rodean a la dieta de la región mediterránea, así como en los principios en los que se basa.

Han participado expertos relacionados con esta dieta, desde antropólogos a nutricionistas, pasando por representantes del Ministerio italiano de Asuntos Exteriores, organismos de las Naciones Unidas y del mundo académico.  

La dieta mediterránea: sus beneficios para los ODS e iniciativas para darle impulso

La dieta mediterránea promueve la producción alimentaria y los patrones de consumo locales. Fomenta la agricultura sostenible, protege los paisajes y cuenta con una baja huella ambiental, aseguró hoy el Director General de la FAO, Qu Dongyu, en la presentación del evento en la sede de la FAO.

Sin embargo, Qu advirtió que la dieta mediterránea, al igual que muchas otras dietas tradicionales en el mundo, se está perdiendo debido a los modernos hábitos alimentarios y la dependencia cada vez mayor en las opciones de «comida rápida» que ofrecen supermercados y puntos de venta de comida rápida.

El crecimiento demográfico, la globalización, la urbanización y las presiones económicas están provocando cambios en nuestros sistemas alimentarios, dietas y hábitos de consumo. Esto conduce a dietas poco saludables con consecuencias alarmantes para la salud y la vida de las personas, así como para las economías de los países.

Por este motivo, son dignas de elogio las iniciativas que protegen y apoyan las dietas saludables tradicionales, como la mediterránea, al tiempo que hay que difundir su conocimiento, subrayó el Director General de la FAO.

En última instancia, los alimentos sostenibles y saludables son buenos para el cuerpo y el alma, y constituyen la base para que la gente tenga una vida productiva, sana y feliz, añadió Qu.

antipasta-1930512

Valorar las dimensiones culturales y de patrimonio de la dieta mediterránea

Valorar las dimensiones culturales y de patrimonio de la dieta mediterránea

El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, advirtió hoy sobre la importante de la pérdida cultural, social, ambiental y de patrimonio relacionada con la erosión de las dietas locales sostenibles, incluida la dieta mediterránea.
Vía: www.fao.org

La dieta mediterránea, afirmó, ha combinado con éxito los alimentos disponibles en la región, a menudo cultivados por agricultores familiares, durante miles y miles de años. «Si permitimos que desaparezca, lo que se perderá no es solo la dieta mediterránea en sí, sino también toda la cultura y el entorno que permitió su desarrollo», dijo Graziano da Silva en un evento de alto nivel en el simposio el Futuro de la Alimentación que ha concluido hoy en la FAO. 

Graziano da Silva hizo hincapié en que la inclusión de la dieta mediterránea en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, reconoce no solo sus dimensiones de salud e inocuidad sino que también destaca los beneficios culturales, ambientales, sociales y económicos que posee.

El Director General de la FAO señaló que redoblar los esfuerzos para promover la dieta mediterránea podría conducir a una mejor salud para todos y ayudar a frenar los niveles crecientes de obesidad, a la vez que fomentaría sistemas alimentarios sostenibles, preservaría el medio ambiente y empoderaría a los productores locales.

«Lo que la UNESCO está reconociendo realmente es la importancia de la dieta mediterránea como parte de la cultura y del sistema alimentario de la que es parte», dijo. “La mayoría de las muchas dietas sostenibles en todo el mundo se basan en ese principio: promover los alimentos locales disponibles y combinarlos de manera saludable. Ese es el secreto ”, agregó.

En un mensaje de video, la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, dijo: “La comida y la alimentación es de gran importancia para nuestro trabajo en el campo cultural porque está en el centro del sentimiento de pertenencia, refuerza la cohesión social y permite transmitir el patrimonio en muchos momentos. La dieta mediterránea, en particular, es reconocida por su valor universal y por todo lo que representa: conocimiento, simbolismo, tradición, ritual y el placer de compartir alimentos», señaló.

La dieta mediterránea puede ayudar a frenar el aumento de la obesidad

Tras una década de progresos el hambre ha vuelto a aumentar, principalmente debido a los conflictos y al impacto del cambio climático, especialmente las sequías prolongadas.

Pero mientras aproximadamente una de cada nueve personas en el mundo pasa hambre, más de 672 millones de adultos -más de una de cada diez personas- son obesos.

«La erosión de las dietas locales en la era moderna se produjo con la globalización, ya que a menudo es más barato importar alimentos del extranjero que hacer que los alimentos locales estén disponibles», dijo Graziano da Silva. «Estamos presenciando la globalización de la obesidad, que está directamente relacionada con el consumo de alimentos ultraprocesados», agregó.

El Secretario General del Centro Internacional de Estudios Agronómicos Mediterráneos Avanzados (CIHEAM), Plácido Plaza, señaló en su discurso a los participantes del evento que «los sistemas alimentarios sostenibles en general, y la dieta mediterránea en particular, son respuestas concretas a muchos problemas en nuestra región, como la inseguridad alimentaria, el cambio climático, el desempleo juvenil y las desigualdades territoriales. En CIHEAM, creemos firmemente que la dieta mediterránea es una apuesta ganadora para el futuro y que sus realidades subyacentes contribuyen al desarrollo sostenible y equilibrado».

La FAO y el CIHEAM renuevan su cooperación

En el marco del evento, la FAO y el CIHEAM renovaron su cooperación con la firma de un Memorando de Entendimiento:

“Estamos muy contentos de renovar nuestra asociación con CIHEAM, un socio histórico de la FAO en los países mediterráneos. «Si quieres ser global, también debes tener los pies firmes en el terreno, y eso es lo que permite esta asociación», dijo el Director General de la FAO.

antipasto-3484840

Iniciativas para promover la dieta mediterránea

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) reconoce la importancia de las dietas tradicionales y autóctonas en todo el mundo, destacando sus beneficios y apoyando su protección.

 

Con financiación del Gobierno italiano, la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) e Italia han estado trabajando para aumentar la adopción de la dieta mediterránea en el Líbano y Túnez. Los conocimientos adquiridos a través de estas iniciativas se traducirán en medidas de políticas para promover más aún la dieta mediterránea.

Dentro del Decenio de Acción sobre la Nutrición de las Naciones Unidas, la FAO, Italia y sus asociados pondrán en marcha una Red de Acción -formada por un grupo de organismos de la ONU y países miembros- para fomentar el diálogo sobre políticas y mejorar las actuaciones a nivel local en materia de dietas tradicionales, saludables y sostenibles.

El tema de este año del Día Mundial de la Alimentación -jornada en que se conmemora la creación de la FAO el 16 de octubre de 1945- está dedicado a la promoción de las dietas saludables.

La importancia de las dietas tradicionales como elemento básico del patrimonio cultural se refleja también en los Sistemas de Patrimonio Agrícola de Importancia Mundial (SIPAM) que la FAO estableció en 2012, con dos paisajes italianos -los viñedos tradicionales de Soave y los olivares de ladera entre Asís y Spoleto – recientemente añadidos a la lista de «paisajes excepcionales de belleza estética que combinan la biodiversidad agrícola, ecosistemas resilientes y un valioso patrimonio cultural».

Los eventos relacionados con la dieta mediterránea -que se celebrarán entre septiembre de 2019 y finales de 2020-, tienen como objetivo impulsar la implantación de este tipo de alimentación y analizar la forma en que diversos aspectos de la dieta pueden incorporarse a la labor de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) relativa a la seguridad alimentaria y nutrición, inocuidad alimentaria, sistemas alimentarios sostenibles, biodiversidad, la pérdida y desperdicio de alimentos, y la innovación agrícola.